Search

Taxi

En Oporto, este medio de transporte es muy asequible. Comparado con el resto de ciudades europeas se puede decir incluso que es barato. Lo taxis actuales son de color beige, aunque todavía circulan algunos de los modelos antiguos. Estos se distinguen por ser muy patrióticos: están pintados en color negro y llevan la capota verde, como los colores de la bandera portuguesa.

Son bastante fiables ya que están equipados con taxímetro y las tarifas están expuestas en una de las ventanas traseras, de modo que es difícil que nos engañen. Como referencia, decir que un trayecto corto por la ciudad puede costar entre tres y cinco euros y llegar al centro desde el aeropuerto ronda los veinte euros. De once de la noche a seis de la mañana y los fines de semana la tarifa incrementa un 20%. También fuera del área metropolitana tienes que pagar un suplemento que se tarifa por kilómetro. Si solicitas un taxi por teléfono, tienes que abonar un recargo adicional de 0.80 €. Si llevas equipaje en el maletero tienes que pagar una cantidad fija de 1.60 €, da igual que lleves un bulto o varios. Las sillas de ruedas y similares, así como cunas o cochecitos de bebé, son gratuitos. Conviene saber además, que en el caso de transitar por autopistas, el importe del peaje corre de tu cuenta. También deberás pagar el trayecto y el peaje de vuelta en largos recorridos, aunque en estos casos es aconsejable pactar un precio cerrado con el taxista. La propina no es obligatoria, pero será recibida de buen grado. Lo adecuado es dar entre un 5% y un 10 % del importe. Aunque si no te quieres complicar con cálculos, simplemente, redondea el precio.

Hay bastantes paradas de taxis por toda la ciudad, por lo que no resulta difícil conseguir uno. Si necesitas uno a horas intempestivas, es mejor que lo solicites por teléfono para evitar imprevistos. Aquí tienes unos teléfonos de contacto para pedir un taxi. Tenlos a mano por si acaso los necesitas. Radio Taxi: 22 507 39 00 / Taxis Invicta: 22 507 64 00